Parálisis cerebral

La parálisis cerebral es una discapacidad intelectual causada por una lesión cerebral no progresiva o malformación que ocurre mientras el cerebro del niño está en desarrollo. Esta discapacidad afecta principalmente el movimiento del cuerpo y la coordinación muscular. Aunque la parálisis cerebral tiene nombre y puede definirse, no define a la persona que tiene esta condición.

Tal vez no todos nacemos iguales, tal vez todos tenemos diferentes habilidades y debilidades, pero eso no define lo que podemos lograr.


¿Quieren un ejemplo? ¿Sabían que el famoso actor estadounidense Ashton Kutcher tiene un hermano gemelo con parálisis cerebral?  Su nombre es Michael, y créanme que su discapacidad no le ha impedido vivir una vida plena.





Michael tuvo una infancia difícil, por su discapacidad le costaba hacer distintos movimientos con su hemisferio derecho y eso lo hacía un blanco fácil para el bullying. Tuvo múltiples cirugías de corazón y estuvo al borde de la muerte.
En vez de darse por vencido, se dio cuenta que parte de la vida es súper los obstáculos y encontrar un propósito que sea más fuerte que cualquier obstáculo con el que te encuentres.  Considera que es importante agradecer y disfrutar cada detalle que da la vida para ser feliz. Disfrutar de la lluvia, el sonido de la naturaleza, la risa contagiosa de un extraño, escuchar lo que los demás tienen por compartir, pasar tiempo en familia, y tomar todo aquello que te da la vida, incluso si da miedo.

Actualmente se encuentra en el consejo de directores de “Reaching for the Stars”, una fundación sin fines de lucro, enfocada en el tratamiento, prevención y cura de la parálisis cerebral. También da platicas por todo el país, para crear conciencia sobre su discapacidad y todo lo que se puede hacer al respecto. 

Escuchando su historia, creo que estarán de acuerdo conmigo que, si nosotros cambiamos nuestro “chip”, si vemos más allá de la discapacidad, encontramos a una persona que tiene tanto por dar, tanto por compartir.  Lo que ellos nos dan es un regalo, lecciones de vida, y nos damos cuenta que es más lo que nosotros debemos aprender de ellos que ellos de nosotros.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Síndrome de Sotos

Hoy aprendí, beneficios de la equinoterapia.

La inclusión en México