Síndrome de Sotos




El síndrome de Sotos en una discapacidad caracterizada principalmente por problemas de aprendizaje o retraso en el desarrollo. Las personas con este síndrome tienden a crecer rápidamente; Son significativamente más altos que sus hermanos y compañeros y tienen una cabeza grande.

¿Cómo tratar a una persona con síndrome de Sotos? Bueno, sin duda no es dándoles un trato diferente, como si fueran menos capaces. Como todos nosotros, pueden desarrollan su potencial cuando la gente cree en ellos.




Melissa como muchas otras personas con síndrome de Sotos pasó por muchos problemas habituales: hidrocefalia, paladar alto arqueado, problemas respiratorios, problemas en los pies y escoliosis leve. También le costaba mucho hacer cosas con los dedos y las manos.
Sus padres, amantes de la música, tuvieron una idea para ayudar a su hija. Aprovechando la excelente memoria que Melissa posee decidieron enseñarle a tocar piano bajo el método Suzuki, un método que se centra en el aprendizaje por memorización, en vez de aprender a leer notas de manera convencional. 


Melissa aprendió rápidamente y en poco tiempo estaba tocando piezas clásicas como una profesional. Su destreza manual mejoró dramáticamente y su autoestima creció mucho.

Hoy Melissa tiene 34 años, se graduó de la preparatoria, conduce su propio coche hacia su trabajo en un hospital local, y se mudó a su casa propio departamento.

Claro, todos sus logros no se deben únicamente al piano, ella ha tenido grandes maestros que le han ayudado en todo su proceso, pero sin duda tocar delante de mucha gente, recibir aplausos y reconocimiento, es una razón importante para que ella se haya convertido en la persona que es hoy.

Como lo hemos dicho antes, las personas con discapacidad tienen un gran potencial, simplemente la forma de explotar ese potencial a veces es distinta. Se trata de explorar las posibilidades, como lo hicieron los padres de Melissa, y claro también se trata de darles la oportunidad. Démosles la oportunidad de recibir aplausos y reconocimiento, como lo fue con Melissa.  




Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevas capacidades a la cocina!

La inclusión en México

Hoy aprendí, beneficios de la equinoterapia.